Aprendizajes


Cuando el imbécil tiene la razón

Publicado el 7 de noviembre de 2008.
Divagar y pedalear son cosas que me salen con cierta facilidad. Son buenas virtudes, si uno las evalúa desde el placer y la salud y no desde el tiempo perdido y el olor a chivo. Lo nocivo, lo peligroso de estas actividades está en hacerlas al mismo tiempo. Pobre de mí: estoy en riesgo. Voy a hacer una aclaración inmediata porque sé que mi viejo leerá esto y a la voz de "hijito..." enviará una encomienda con algunas cositas: no es que me suba a la bicicleta y me olvide del mundo (ni tampoco del (...)

Fragmentos de una despedida

Publicado el 11 de mayo de 2008.
[De un email, ultimos dias de junio de 2006] Juanma me cuenta en un email que Joaco está hecho un goleador. Mi viejo le regaló una pelotita que él patea con la puntería justa para romper algo y después se tira al piso festejando su gol. Su ooool!!!. Dice que también canta, o algo parecido, todas las publicidades del mundial. Eso sí: hablar, ni en pedo. Ahora que lo pienso a mi me pasa más o menos lo mismo. Grito lo goles de la televisión, de hablar nada. No estoy depre, estoy más bien pajero, pero (...)

El gol no está hecho

Publicado el 18 de diciembre de 2006.
Yo tenia diez años y Senillosa, el pueblo donde jugábamos, un viento de 60Km por hora. Era un partido interzonal de la categoría 82-83, y por alguna extraña razón, probablemente porque el técnico se había tomado la primera "Cherry Coca" del mercado, yo jugaba de 9 titular. Como el viento atravesaba la cancha longitudinalmente, las tácticas de los equipos eran bien sencillas: en el tiempo que era a favor había que patear hacia el lateral opuesto, intentando conservar la pelota dentro de la franja (...)

Distinto

Publicado el 5 de octubre de 2006.
José es mi psicólogo. El tipo me cae bien: se sienta normal, no huele a sahumerio, no cita constantemente los libros que leyó, siempre tiene problemas con los horarios y, de vez en cuando, dice cosas que me dejan pensando. No es difícil, creerán algunos; si algo me cuesta es frenar la cabeza. Pero José logra que piense en mí. La última vez que nos vimos fue una de esas veces. Me preguntó (José opina y pregunta, nunca afirma) porqué todo el tiempo hago cosas para ser diferente, para sentirme (...)

El taller, gimnasio de la neurona

Publicado el 26 de abril de 2005.
Mis ganas son suceptibles a muchas cosas. Al frío, a la rutina, a mis gustos, a la falta de una "idea brillante", a mis noches y mañanas. Mariconas resultaron mis ganas. Para hacerlas mas machitas y obligarlas un poco a aparecer, hace unas semanas empecé un taller de escritura creativa coordinado por un tal Jorge Felippa, que me vine a enterar luego, es profesor, editor y escritor con flamante primer libro publicado. La metodología del taller es simple. Se trabaja sobre algun eje temático o (...)

Más de 30 mil

Publicado el 3 de abril de 2005.
El Centro de Estudiantes de mi (nueva) facultad organizó esta semana un ciclo de video-debate sobre el Golpe Militar y La Guerra de Malvinas. El martes se vió un muy buen documental de historia argentina dirigido por Felipe Pigna (el vol4 - ’76-’83). El miércoles iba "Garage Olimpo" pero mutó sobre la hora a "La Noche de los Lápices". Y el jueves, más cerca del 2 de abril, pasaron "Hundan el Belgrano". La convocatoria no fué impresionante, pero sin dudas que valió el esfuerzo de los (...)

La especialidad de la casa

Publicado el 24 de diciembre de 2004.
Todos en mi familia son buenos cocineros; quiero decir mamá, papá y hermanos. Los estadistas pueden sumar, si quieren, a mi Tia Elsa y a mi abuela Chola, de quienes tengo buenos recuerdos pero poca evidencia de que siguen siendo buenas en el arte culinario. He de confesarles que en este tema fui desde siempre la excepción a la regla, la oveja negra, la manzana podrida de la familia. Lo mio es la practicidad, y ese rito de la ollas y sartenes siempre quedó lejos de mis aspiraciones. Pero (...)