Carta a un Daniel Riera

Publicado el 6 de julio de 2008 por Martín Gaitán

De: Martín Gaitán
Para: riera@hot...
Fecha: Dom, 6 de abril 2008 a las 4:46 AM
Asunto: sobre tu mensaje en textos y pretextos

Daniel:

Hace un par de dias que vengo elucubrando este email. Desde tu mensaje en mi blog, me ha pasado algo bastante raro. Una casualidad de esas que de tan extrañas, te resucitan la duda sobre si al final existen o no.

La cosa fue así:

— Daniel Riera... Daniel Riera.... me suena... pero quién carajo es? — fue lo que horadó mi cabecita en ese momento de la noche del jueves, cuando leí tu mensaje. Además de los halagos, me llamó la atención la amistosidad con la que me escribías, como si de alguna manera me conocieras. También el seguimiento de mi "obra" que se dejaba entrever en que sabías que había renovado el diseño del blog. Tal fue el llamado de atención, que me tomé la molestia de buscar tu email, el que dejaste en el foro (este al que te escribo y espero llegue), en mi lista de contactos. No te tenía agendado.

Tengo algunos amigos con cierta "chapa mediática" y pensé que, en una de esas, alguno sin mucho criterio y aún menos escrúpulo reenvió el aviso sobre la resurrección del blog, y por un azar que no busco comprender (parafraseando a Cortázar) hiciste click y te hiciste amigo.

La cuestión es que tu mensaje sonaba más bien a que te había pedido especialmente que opinaras sobre mi texto, y yo no sólo no tenía el recuerdo de haberlo hecho sino que no estaba seguro de quien eras.

Así las cosas, el alcohol del jueves por la noche (Córdoba es jodido en el rubro joda: hay suficiente todos los dias, y los jueves hay excendente) hizo que me olvidara del tema por unas horas. Pero, la puta, el destino es perseverante cuando se lo propone.

El viernes, bancándome la resaca tuve que levantarme igual por culpa de unas fucking cuentas vencidas a pagar. Luego de la odiosa cola, me saqué la leche y quemé el ultimo billete que quedaba en un libro al que le tenía ganas desde hacía rato: "La Argentina Crónica". Lo compré a las 11hs, lo abrí a las 15hs. Y, perplejo, leí tu nombre en la lista de autores.

Abrí el índice con ansiedad, acerté a ojo la página 191 y empecé a leer [1]: Trabajó en Página/12, fue secretario de redacción de La Maga, formó parte de Rolling Stones y Txt, actualmente es uno de los editores de Barcelona, y estrechó su diestra con García Marquez. Qué lo parió.

En mi libro, al final de esa minibiografía, le escribí con lápiz: "y un dia, dejó un comentario en Textos y Pretextos".

Me acordé entonces que alguna vez algo tuyo había leído, y googlee tu nombre hasta la séptima O. Estaba anonadado, tanto por el mensaje (que creí cierto) como por la putísima casualidad de haber comprado justo un libro en el que participás.

A la tarde, tratando de encontrar algun hilito que me permita saber si era posta o algun chiste ingenioso de alguno que conoce de mi curiosidad, lo comenté con un amigo por chat. Como también es bastante internauta, mi amigo llegó a tu minibiografia en un par de clicks, y más rápido y gracioso que ninguno, dejó otro comentario firmado por Gabriel García Marquez y con el email soyelverdaderogabo@gmail.com. Ja! Hete aquí el chascarrillo.

Fue. Linda anécdota. A otra cosa mariposa. Pero ahora que ya es madrugada de domingo, volví de una nueva joda pero con más autocontrol, y la rubita tarda en llamar, me pinchó la espinita de nuevo y decidi escribirte, a vos o al falso vos, para develar este misterio.

¿Sos el Daniel Riera que estrechó la misma mano derecha con la que apretó Enter para dejar un comentario a mi texto?

Si es así, inconmensurables gracias y estos cachetes sonrojados de vergüenza. Si no, también gracias por hacerme divagar un rato. Y sea quien seas (ojalá exista tu email), facilitame una pincita para sacarme esta espina.

Un abrazo.
Martín.

-o-


De: Martín Gaitán
Para: danielcriera@gmai...
Fecha: Vie, 20 de junio de 2008 a las 7:55 PM
Asunto: Fw: sobre tu mensaje en textos y pretextos

Daniel: como suele suceder cuando uno está al pedo en internet, encontré algo que no estaba buscando: tu blog. Reenvio entonces un mensaje que quise enviarte a vos, y probablemente fue a parar al pozo séptico de los misterios cibernéticos.

Ahí va, junto a este nuevo abrazo.
Martín

Forwarded message

-o-


De: Daniel Riera
Para: Martín Gaitán
Fecha: Sab, 21 de junio de 2008 a las 2:32 PM
Asunto: Re: Fw:sobre tu mensaje en textos y pretextos

Veamos. Hola Martín. No sé si esto te alegra o te desilusiona: soy el Daniel Riera de La Argentina Crónica, el de la Barcelona, etc. (recientemente se publicó un libro mío que se llama “Buenos Aires bizarro”) pero no soy la persona que posteó un comentario en tu blog. Ignoro si quien lo hizo es una persona que lleva mi nombre o alguien que quiso gastarme una broma, vaya uno a saber. Tiendo a pensar en lo primero: la verdad es que hay mucha gente que se llama como yo. O, mejor dicho, la verdad es que a mí me parece que se llaman como yo y en realidad se llaman como ellos, no sé si me explico. Te digo más: uno de los mejores fotógrafos del planeta se llama Daniel Riera. Alguna vez le propuse que hiciéramos juntos un libro que se llame Daniel Riera, con textos míos y fotos de él, e historias de vida de varios Daniel Riera que uno puede rastrear por la Web. El se copó, yo hice un relevamiento, encontramos tantos que decidimos limitarlo a los argentinos y a los españoles, lo que a mi juicio le da más cohesión. El proyecto es caro y no hemos encontrado aún quien lo financie (Daniel Riera, el fotógrafo español, tiene que venir a la Argentina; yo tengo que ir a España), pero no perdemos las esperanzas.

Un abrazo grande y suerte con la rubita.
Daniel Riera (uno entre muchos).

[1] En el libro, sale algo parecido a esto

blog comments powered by Disqus