Cosas que dan ganas de hacer luego de ver Little Miss Sunshine

Publicado el 10 de marzo de 2007 por Martín Gaitán
" La belleza está en los ojos de los que observan "

William Shakespeare

Llamar a Camila, mi sobrina de 8 años. Preguntarle cuando fue la última vez que comió helado. Prometer que le compraré varios cuando esté en Neuquén. Contarle que la belleza existe y no hay que permitir que nos mientan los ojos. Decirle que ya ganó lo único que hay que ganar: saber cómo reir y saber cómo amar.

Enviar un dibujo a mi hermano en verde y rojo. Abrazarlo si es daltónico, y si no también. Pedirle que me lleve a volar algún dia. Enseñarle a gritar bien fuerte.

Hablar con papá. Preguntarle si conoce los nueve pasos del programa para ser un ganador. Imaginarlo bailando Super Freak arriba de un escenario. Decirle que lo quiero sin importar a cual de los dos tipos de personas que hay en este mundo pertenezca.

Acordarse de los viajes a Mendoza en autos destartalados por caminos intransitables, sin embrague y sin parabrisas. Reir.

Soñar con mi abuelo. Preguntarle en sueño si cogió con muchas mujeres a lo largo de su vida. Pensar que a falta de heroína tuvo pimienta, coca cola y cigarrillos. Pedirle un consejo.

A través de un cuadernito, solicitar a mi tio que no se suicide esta noche. Ni nunca. Decirle que si, que es verdad que enamorarse es una mierda. Pero el amor no. Querer a mi tio aunque no sepa de Proust.

Averiguar quienes carajo son los que hicieron esta pelicula. Ver todos los videos de Red Hot Chilli Peppers y Smashing Pumpkings. Ponerle fichas al guionista, Michael Arndt, y rogar que no se lo chupe la industria.

Besar a mamá. Decirle lo mucho que la quiero. Invitarla a ver Little Miss Sunshine.

Inspirado en un artículo de Emanuel Rodriguez, publicado en la revista Metrópolis del Cine Club Municipal de Córdoba.

blog comments powered by Disqus