Hazañas zarpadas

Publicado el 25 de abril de 2008 por Martín Gaitán

La barra brava va pa’ la cancha. Canallas, casaca a rayas. Las caras marcadas, las gargantas raspadas. Mala facha. Baranda a cancha baja atrás. La chala daña, la pasan mal.

Pasada la valla, la barra da masa. ¡Batalla Campal! Tras la avalancha falta paz: Paf! Paf! Ahhhh!!! Pará, ¡pará!. Pachá, fana canalla, faja a maracas para sacar plata. Más allá ‘taba Larva, flashada a rama, calzaba navaja. Facaba, mataba...’taba para atrás.

¿La cancha?, sangrada: acá, allá, más allá. Larva and Pachá rajan tras la afanada a las gradas bajas. Hazaña zarpada. Laaa...

— ¡¡¡Pachá Pará, Falta la pasta!!!— lanza Larva.
— ¡Yá, ya... a trazar mapas hasta la casa!

Para agarrar la pasta rajarán hasta allá.

Parada hallan la chata anaranjada. La afanan. Van al A.C.A. a cargar nafta. Pagará Adán (¡jajaja!).

Canas a mansalva atacan atrás. Ráfagas: Ra...ta...ta...ta...ta!!!! Las balas dañan la chapa. Zafan al ras. Largan carcajadas.

Paran a afanar para mascar, sacan: papas, pan, masas, tartas, pastas, latas “Gandara”. Acaparan más para tragar al alba.

Para la casa faltaba banda. Pasan al bar, cargan a La Gata. Flaca pasada a acabadas, nada casta, ‘taba alzada.

La barata, llamada Marta, avanza ¿Garchan? Pachá para la chata, frazada atrás (las sábanas faltaban) da matraca a La Gata: ahhh... más...más...¡¡¡más!!!. ¡¡¡Ahhh!!!!... ¡¡¡anal!!!. ¡¡¡Ahhhhhhh!!!. Vaaaa, vaaaa... Pachá va a acabar. La Gata (más alzada acá) llama al Larva.

Traga la banana hasta la garganta. ¿La garza?... nada. Paja, mamada, más paja ¿la garza?...nada. La amasa, la abraza, la faja. ¿La garza?...nada, ¡nada!.

Abracadabra, patas, cabras. ¿La garza?...nada. ¡Ah Larva!, ¿Tragará la bala? ¿amará a Pachá?

Acampan, matan al alacrán, a las arañas. A la mañana amarran a Marta al Jacaranda. La tapan a alfalfa. Marta jamás hablará. Arracan ya.

La banda mama: Bramha, Santa Ana, champaña, casasha, Fanta Naranja, matarratas... da arcadas, ahhhsss!!! Larva lanza, mancha las patas a Pachá.

Para la casa faltaba más, allá la pasta, atras las armas.

La cana ataca: granadas, lanzallamas, fals. Gran batalla: Pank, Pank...ra...tatatatata...¡¡pafffffff!!

— ¡¡¡¡Canas: vayan a cagar al más allá!!!!— brama Pachá.

Mala pata, la racha acaba. Canas acá, allá, más allá. Jamás zafarán. Atrapan a la banda. Palpan, maltratan, patadas: ¡¡paf!!, ¡¡paf!!. Fajada zarpada. ¡¡¡Hablá!!!. ¡¡¡Cantá!!!. La banda, sangrada, tranza.

Allanan la casa, afanan la pasta. La blanca ‘taba cara, gran plata. La cana trabaja para la pasta. Gran maraña, ¿la cazás?.

Las caras rajadas, las patas machacadas. Jamás labran actas, jamás llaman cámaras. Para la cana nada pasaba ¡Patrañas!.

Ya pasada la hazaña.... larga la calma, larga la paz. La banda vaga, va pa’ la pachanga. Jarana barata. Pasan: Mala Gata, Ráfaga, Mala Fama, Maná. ¡Ja!, hasta Anthrax pasan...

Bárbara, flaca tarada (ama la marca Nasa), abraza a Pachá. Samantha (más grasa, mamas más anchas) al Larva.

¿Van al altar? Naaaa, las taladran nada más (ah, ¿Larva?... capáz).

A la mañana, Barbara, la rayada, manda a cagar a Pachá.

Samantha ama al Larva. Rajan para Alabama. Allá lavan patas, mascan ratas. Tardan para avanzar. Barajan cartas, black jack, ¡azar! ¡Van a ganar plata!

Pachá, nada acá para anclar, zarpa a La Habana a balsa, tras matar a Hadad. Lanata jamás acabará la carcajada. Allá las masas alaban a Pachá. Las pancartas aclaran: “Pachá aplastará al A.L.C.A.”

La trama acaba acá. ¡Basta ya! ¡Pará la cháchara!. Las palabras, cansadas ya, nada más acatan narrar .

Este texto lo escribí en el año 2000, en viaje a un congreso estudiantil en Rosario. En el secundario, en Neuquén, tuve a un Larva y a un Pachá como compañeros, y ambos eran rosarinos, aunque El Larva era fanático hincha de Newell’s.

Apareció originalmente en la revista Eppur Si Muove, publicación del Centro de Estudiantes de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional del Comahue.

Luego escribí Verdes menesteres para la revista El Cascotazo y más adelante, uno que tiene ausencia deliberada de la vocal "e": Los mimos y las masas.

blog comments powered by Disqus