Resabios del demonio

Publicado el 24 de julio de 2008 por Martín Gaitán
" La memoria apunta hasta matar
a los pueblos que la callan
y no la dejan volar
libre como el viento
"

León Gieco

Dentro de algunas horas, uno de los más sanguinarios genocidas de la historia argentina, Luciano Benjamín Menéndez (entre otros represores), recibirá su sentencia. Es un hecho de importancia histórica, una minúscula y tardía reparación a tantos años de dolor y de lucha sin claudicaciones. Tristemente pero no en forma casual, la noticia ha tenido mínima relevancia en la prensa nacional, empecinada en darle otro empujoncito a la desestabilización del gobierno.

Crónica de sojas y demonios

En el medio de ese maremagnum de opiniones ideológicas disfrazadas de noticias del "periodismo independiente", en la lista de ingeniería en computación (el grupo de correo del que participamos estudiantes y profesores de mi carrera, y del que alguna vez les he contado) se instaló, con razonablemente polarizadas opiniones, la discusión sobre el conflicto de las retenciones y su desenlace "no positivo" desde el corazón de Cobos.

Con mucha dedicación para aportar al debate, un compañero (querido compañero, aclaro) dió su opinión, repitiendo en su argumento la muletilla que el aparato mediático ha logrado instalar: que este es un gobierno dictatorial.

¿Por qué me pareció bien (...el voto de Cobos)? Más allá del tema del campo, esta votación era por un SI o NO, no se estaba buscando resolver ningún conflicto, sino que se estaba buscando legitimar acciones dictatoriales y (según algunos juristas) inconstitucionales

Me sentí en la obligación de responder.

...No puedo negar (...) que me preocupa sobremanera las graves acusaciones que se hacen y se reproducen, muchas veces sin suficiente reflexión, por bastos sectores del pueblo. Es el mensaje que constantemente se baja desde los medios masivos de comunicación, esos patéticos formadores de opinión que se autodefinen como ’periodismo independiente’. El mensaje al que me refiero es que "este es un gobierno dictatorial".

¿Sabemos realmente que decimos cuando decimos eso? ¿Tan poca memoria tenemos como pueblo, con más de 30mil desaparecidos y los responsables recien siendo juzgados ahora? Podemos, acordar o no en las políticas que este gobierno impulse, pero debemos ser respetuosos (y defensores) de nuestro sistema democrático.

La paradoja de esta historia es que son los mismos sectores, oligarcas y grupos economicos que apoyaron activamente la dictadura porque servía a sus intereses, quienes ahora acusan a este gobierno de dictatorial.

Para muestra, sobra un botón.

sigue la contestación.

Y él, reconociendo que quizás se había excedido con lo de dictatorial, resucitó la teoría de los dos demonios.

Error mío, quizás en vez de poner "acciones dictatoriales" y "anhelos de dictadura" debería haberme referido mas bien a "acciones unilaterales sin consenso ni revisión" y "anhelos de mandar con prepotencia al país y sobrepasar a nuestro Poder Legislativo". No es despectivo, sino crítica a acciones y entonaciones que toma un gobierno elegido democráticamente (si fuera una dictadura, no tendría razón en criticar esas mismas acciones). (...) No olvidemos la otra parte de la torta, cuando se juzguen a los responsables de secuestros, asesinatos, y crímenes de guerra tanto militares como montoneros y otros grupos armados que hayan tomado parte, ahí se va a haber hecho justicia. De todas formas, como decís, 30 años después, debería haber sido mucho antes.

De nuevo, intenté una respuesta, a lo primero con un fragmento de un artículo de Aliverti y a lo segundo con uno de Pablo Scattiza

Otro compañero, Luis, también querido y con el que suelo compartir opiniones con cierto tinte político, fue el que me replicó, ahondando en las odiosas (y dañinas) comparaciones que otrora hiciera Sábato.

... o sea q, tenemos q pensar que los monto eran "ángeles de Dios"? ¡¡POR DIOS!! No los victimicemos!!!! A lo sumo podemos decir que fueron "menos demonios" que los milicos, pero demonios al fin.

o sea q, asesinar 30 mil personas está mal, pero poner una bomba está bien? Respuesta: Ambas cosas están mal.

Pero claro, más de uno tacha de "facho" a todo aquel que diga que los monto fueron malos, creyendo q pensar eso implica decir que los milicos fueron buenos. Grave Error!!! Tratemos de ser imparciales.

Me dejó pensando Luis. No porque su remozada teoría del "demonio y medio" me hiciera dudar, sino por hacerme notar que aunque hoy sea un día histórico donde se intentará curar un poquito la gran llaga abierta de este pueblo sufrido, aún las mentiras tienen cabida en el imaginario colectivo. Incluso en él, que tuvo lúcidas posiciones sobre la manipulación del medios en el conflicto sojero.

Pensé también sobre qué importancia tiene invertir tiempo en responder. Concluí que mucha. Son los silencios los que convierten mentiras en verdades. Y más relevante se hace en un ámbito dónde los cerebros acostumbran a resolver algoritmos y a hablar de velocidades de microprocesadores más que a discutir de la política o de historia, que tanto más nos condicionan como individuos y futuros profesionales.

Con la ayuda de mi amigo Pablo, que me ordenó las ideas y me dió algunos elementos, contesté lo siguiente.

Refutando los dos demonios

Estimado Luis:

No sé si quiero ser imparcial. Sí quiero ser justo. Comparto plenamente tu postura en cuanto a lo mal que está y lo inútil que es cualquier tipo de violencia. En ese sentido, desapruebo "la via armada" como instrumento de lucha para mejorar la sociedad, y por lo tanto creo que poner bombas está mal.

Pero resulta que tu pregunta "asesinar 30 mil personas está mal, pero poner una bomba está bien?" es capciosa, porque reduce a una antinomia moral los hechos históricos (es decir politicos, económicos y sociales de ese momento) y puede ser utilizada como una justificación del terrorismo, de estado, que es a todas voces falaz pero resulta efectiva si se la repite hasta el hartazgo, como bien enseño Goebbels.

Nadie dice (al menos yo no lo digo) que quienes cometieron actos delictivos (como poner bombas, para seguir com tu ejemplo) no deban ser juzgados. Sucede, en primer lugar, que muchos de ellos fueron asesinados por la dictadura sin ser juzgados, y eso ocurrió mayormente antes del ’76, en manos de los grupos paraestatales de la Triple A.

Como ha dicho Adolfo Perez Esquivel, argentino premio nobel de la paz: "No podemos dejar de señalar que en varios países del continente y en la Argentina había guerrillas. Estas deberían haber sido contenidas a través de las leyes vigentes y dentro del marco del estado de derecho"

Por otro lado, pensar que toda la izquierda política de los ’70 ponía bombas es un argumento que pretende establecer categorías binarias y tajantes donde no las hay. De hecho la lucha armada fue una camino minoritario en las prácticas políticas de izquierda de la época, y estaban totalmente desarticuladas cuando se produjo el golpe de estado. El gobierno de facto, en cambio, sí puede ser responsabilizado en estos términos, porque ocupaba la estructura vertical y monolítica que es el Estado, cuyo fin primario es salvaguardar la paz social y el bienestar del pueblo.

Por eso te pregunto Cuando decis «no los victimicemos» ¿qué queres decir? ¿que se lo buscaron? ¿Que era necesaria la aniquilación de 30 mil personas, hayan puesto o no bombas? Pues ese argumento es algo maquiavelico, porque justifica medio ilegales (y vaya si lo fueron) para un fin que se presupone loable. Pero más aun: es innegable que el fin germinal de semejante represión no fue el genocidio en sí, sino que este fue el instrumento para instalar un modelo económico neoliberal, que es (en mayor o menor medida) el que se continuó en las democracias que siguieron.

Te cito una parte del nuevo prólogo del "Nunca más":

"...Es preciso dejar claramente establecido -porque lo requiere la construcción del futuro sobre bases firmes- que es inaceptable pretender justificar el terrorismo de Estado como una suerte de juego de violencias contrapuestas como si fuera posible buscar una simetría justificatoria en la acción de particulares, frente al apartamiento de los fines propios de la Nación y del Estado que son irrenunciables. Por otra parte, el terrorismo de Estado fue desencadenado de manera masiva y sistemática por la Junta Militar a partir del 24 de marzo de 1976, cuando no existían desafíos estratégicos de seguridad para el statu quo, porque la guerrilla ya había sido derrotada militarmente. La dictadura se propuso imponer un sistema económico de tipo neoliberal y arrasar con las conquistas sociales de muchas décadas, que la resistencia popular impedía fueran conculcadas. La pedagogía del terror convirtió a los militares golpistas en señores de la vida y la muerte de todos los habitantes del país."

Te mando un abrazo grande. Martin

La sentencia a Menendez llegará en unas horas. Ojalá que sea justa, aunque ninguna reja borre el horror que estos tipos escribieron.

Pase lo que pase, la lucha siempre continuará, mientras la memoria del pueblo no pueda volar como el viento.

blog comments powered by Disqus